Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Fe de erratas a la Fe de errores 2


1. El corrector supone que la concordancia en plural del colectivo mitad con su verbo es incorrecta y corrige por la del singular. 

Hay algunos colectivos cuantitativos en singular cuya concordancia se hace en plural dado que cada elemento del colectivo ejecuta la acción independientemente de los demás. Así cuando se dice: El batallón acampó en la vereda, se usa el singular porque fue el batallón en pleno el que acampó i no hay independencia de sus elementos  para no acampar. Cuando se dice La mitad de los pobres viven en en el barrio Flores, es porque cada uno decidió vivir allí. Esa es la forma correcta, Sin embargo, la usada por el corrector, aunque incorrecta, es aceptada por la Real Academia debido a su uso extendido. Cualquiera de las dos formas puede ser usada. Prefiero la del plural.

2. El corrector supone que el verbo desventajar, del que provendría el participio desventajado no existe y cambia la oración. ¿Qué razón puede haber para que no exista el verbo mencionado, si sus elementos existen y al juntarlos producen un significado coherente?

3. En cambio la expresión 20 por ciento  es incorrecta. Se puede usar cualquiera de éstas: veinte por ciento o 20 %, pero no su combinación, Observen el espacio que debe haber entre la ultima cifra y el signo de porcentaje.



4. El corrector supone que el relativo que es sólo para referirse a animales y cosas, entonces corrige por quienes



El Diccionario panhispánico de dudas, Depedé, en la segunda columna de la  página 541 enseña que también  se puede referir a personas con el relativo que.



5. Aquellos que no conocen la Ortografía 2010, pero algo han oído hablar de ella y aquellos que la compraron para ponerla en sus bibliotecas, pero no la han abierto, de alguna manera se les metió en la cabeza que la Ortografía 2010 prohibió las tildes diacríticas de los pronombres demostrativos ése, éste y aquél, de los femeninos de ellos y de los plurales de unos y otros y la del adverbio sólo. Unos estudiantes de comunicaciones me contaron, en una conversación de cafetería, que hay profesores que rebajan nota si esas tildes aparecven en algún trabajo escrito. 


Al respecto de esas tildes esta parte del § 3.4.3.3 de la página 269 usa el verbo poder que no es obligatorio sino optativo, Así pues, queridos profes, devuelvan esas notas que han bajado y pidan a la Real Academia Española, que busque cómo eludir esa ambigüedad que la falta de esas tildes ocasiona.

sábado, 25 de octubre de 2014

Vista de lince 176

El prefijo «super-»

Ya empezamos a ver los cambios del nuevo Diccionario, este recorte lo puse para criticar el uso de la palabra «súper» que en el Diccionario anterior sólo tenía dos significados: uno como adjetivo para referirse a la gasolina de mayor octanaje que el considerado normal y otro como sustantivo como abreviación de «supermercado». 

Según el nuevo Diccionario se puede usar, como lo muestra el recorte, con el significado de 'superior', 'extraordinario'.

Los nombres de las etnias

De dónde saldría la costumbre de de negarles el plural a ciertas etnias indígenas. Siempre usamos los plurales de los chibchas, de los motilones, de los guanes de Santander, de los guamas de Sopetrán. Los nombres de las etnias se asimilan a los gentilicios y a ciertos gentilicios de regiones y toodos tienen plural: antioqueños, bogotanos, paisas, rolos, emberas y emberas chamíes (o chamís).

Aquí aparece otro capricho que nos han metido los antropólogos que leen libros en inglés: ponerles mayúsculas a los nombres de algunas etnias. Aquí debe decir «los niños emberas chamíes (o chamís)...».




lunes, 20 de octubre de 2014

Fe de erratas a la Fe de errores 1

Recomendación para el corrector: una buena corrección se hace con el Diccionario abierto y con la Gramática 2009 y la Ortografía 2010 a la mano. El primero se encuentra en www.rae.es y los otros dos tienen ayudas en la misma página web.


141020-01
Lo verdaderamente correcto 1: «La Sijín se incautó de 14.729 pastillas...». El verbo «incautarse» sólo existe como reflexivo.

Lo verdaderamente correcto 2: «La marihuana ocupa el 1.er puesto...» he corregido la construcción y la abreviatura del ordinal «primero», que consiste en el número «1» seguido de un punto y éste de la sílaba «er» volada.

141020-02
Lo verdaderamente correcto es cualquiera de las dos propuestas, pero no su combinación: «...la población mayor de 65 años es el 8 %». o «...la población mayor de 65 años es el ocho por ciento».  

100912-01
La palabra «dé» no es preposición ni sinónimo de dar. Lo correcto: «La palabra "dé" es la inflexión de tercera persona del presente de subjuntivo del verbo "dar" que lleva tilde diacrítica para diferenciarla de la preposición "de"».

100912-02
Yo también voto por que se use el femenino «gerenta» y la Asociación de Academias de la Lengua está de acuerdo conmigo y con los que prefieren el femenino «gerenta», pero si abrimos el Diccionario en la palabra «gerente», vemos que la Asociación de Academias de la Lengua autoriza el uso de la palabra «gerente» como común a dos géneros. Es decir, no hay yerro en el uso del masculino para los dos géneros, aunque nos guste más lo correcto cada género con palabra aparte. 

jueves, 14 de agosto de 2014

Caminos y montañas 5 de 38

Caminos y montañas
Elogio de la Ingeniería
Carlos Castro Saavedra.




«Trabajo y Rectitud»

Sencillas, obligantes y bellas son las palabras que encabezan estas líneas y que forman el lema de la Escuela de Minas de Medellín, desde los albores de su faena educativa: «Trabajo y Rectitud». Simples voces que a menudo pronunciamos todos, pero muy pocas veces acercamos la inteligencia y el corazón para arrebatarles su más entrañable contenido e incorporarlo a nuestra vida y a nuestra sangre.

No se refiere el lema de la Escuela de Minas, en forma directa a la formación científica ni a su importancia, en cambio, señala y determina dos hermosas virtudes, sin las cuales es imposible completar las profesiones y los oficios, y darles a unas y a otros un fundamento ético y una base sólida e irremovible.

El trabajo, que naturalmente abarca todas las actividades del hombre, es fuente inagotable de riquezas materiales y espirituales, cuando se realiza con rectitud, con honradez y con certidumbre de que las manos , al moverse para perforar montes o hacer números sobre una hoja de papel, no empañan el aire ni oscurecen el alma, sino que, por el contrario, exterior e interiormente, multiplican y fortalecen la claridad.

¿De qué sirve saber trazar una carretera o tender un puente sobre un río, con sabiduría y eficacia, si a la vez se está falseando la verdad en algún sentido y comprometiendo el nombre de una profesión, de un país y de la persona humana? Las carreteras son hermosas y transitables, en el más profundo sentido de estas dos palabras, cuando el trabajo que les da vida se realiza con rectitud y los ingenieros, lo mismo que los obreros que los acompañan en la faena diaria, sienten, al avanzar, que están haciendo la patria, el progreso y la felicidad de toda la familia humana.

Trabajo y rectitud son términos inseparables, términos que se complementan  y sintetizan las mejores virtudes del hombre.

Es grato encender el fuego del hogar para cocer los alimentos, iluminar
las habitaciones y contrariar el frío, pero es ingrato y criminal desatar el fuego de la guerra para que devore los campos y las ciudades. De modo que todos los esfuerzos y labores, deben contar con la rectitud para que tengan un feliz desenlace, cuyas proyecciones alcancen el mayor número de seres posible.

De manera que la Escuela de Minas ha dado a sus hijos un lema claro y hondo, con el cual ellos han sabido cumplir, desde cuando comenzaron a crecer los números sobre los tableros y la ingeniería dio los primeros pasos sobre los valles y sobre las montañas, para someter la Naturaleza, modernizar y engrandecerá a Antioquia, y a Colombia entera.

«Trabajo y Rectitud». He aquí una de las mejores obras de nuestra ingeniería.

martes, 5 de agosto de 2014

Calixto 12

Campaña de templos abiertos 3

Sección dedicada al clero, a las comunidades religiosas, a las comunidades eclesiales y a las comunidades pastorales.


Ad Maiorem Dei Gloriam

Hace unas tres semanas llegué a la parroquia El Sagrario del barrio Sevilla de Medellín, con el ánimo de apuntar la celebración deuna Eucaristía de  Acción de Gracias al Señor por la existencia del Grupo virtual Cristo amigo. Eran las tres de la tarde de un día normal de trabajo y me llamó la atención encontrar la puerta abierta, pues yo vengo con frecuencia a esta iglesia para apuntar eucaristías por el eterno descanso de los compañeros jubilados de la Empresa Antioqueña de Energía que van siendo llamados por el Señor, y a menos que se tratara de un funeral he encontrado la puerta cerrada   

Di la vuelta para ver si una puerta lateral también estaría abierta y me topé con esta pancarta que me dijo que algo había ocurrido en la Parroquia El Sagrario desde la última Eucaristía que fue por el descanso de las almas de cuatro compañeros que habían muerto en un corto plazo.

Tomé otra foto antes de entrar.

Me dirigí a la entrada principal, abierta de par en par.

Información sobre el templo

He aquí el Sagrario de la Parroquia El Sagrario. Cuando venía por la nave central tomé unas foto a algunos fieles que en ella estaban, pero esas fotos me salieron borrosas tal vez porque les aplique demasiado acercamiento, pero es importante que había fieles orando o meditando. En la nave izquierda, la del Sagrario había tres fieles, pero cuando tomé la foto, dos se habían ido. Había fieles visitando al Santísimo


El Sagrario

la pila bautismal

El altar. Después de esta foto vi a una señora que salía de la Eucaristía y le pregunté acerca de la nueva costumbre del templo abierto y me dijo que estaba desde las siete de la mañana a las siete de la noche y la parroquia paga un vigilante.

Otra toma de la puerta principal abierta

Laus Deo Virginique Matri


sábado, 14 de junio de 2014

viernes, 16 de mayo de 2014

Vista de lince 173

Bien vale una última lectura antes de mandar el artículo al diagramador.

Las fotos que muestro a continuación pertenecen a un mismo artículo; ¿cuántas de esas fotos no habrían salido aquí si el autor le hubiera echado una última miradita al artículo? Anticipo que a mí también me pasa.


1. Error del corrector automático.

1. Esta primera foto tiene un error muy curioso: confundir una nube con un nueve sólo obedece a una corrección automática. Explico: el autor pensó escribir «nube», pero por alguna razón se le atravesó una e en el camino. El corrector automático de Word le cambió ese «nuebe» por «nueve». El autor no se dio cuenta del cambio pues word lo hace a una muy alta velocidad. Ensayen ustedes para que se percaten de eso. Una lectura final habría descubierto el error.

2.1. Doble concordancia.
2.2. Mal uso de la bastardilla.
2.3. Los millardos.

2.1. En esta foto se aprecia que el adjetivo «dirigidos» concuerda en número plural con el sustantivo «astrónomos», mientras que la inflexión verbal «identificó» lo hace en singular con el sustantivo «grupo». Éste es uno de esos líos que se resuelven con el principio de la sabiduría popular que dice «O todos en la cama o todos en el suelo». Creo que ya entendieron que se trata de unificar la concordancia. Me preguntarán: «¿plural o singular?». Aquí viene otro lío: la Real Academia admite cualquiera de las dos formas, pero la lógica , en este caso, pide el singular: «Un grupo de astrónomos dirigido por Iván Ramírez identificó…». En esta frase se da a entender que los miembros del grupo no trabajan independientemente, sino como un solo ente que tiene por misión la identificación de los hermanos del sol. Un ejemplo en el que la lógica pide el plural podría ser: «Un grupo de estudiantes pagaron la tarifa y pudieron entrar a ver el espectáculo». En este ejemplo la acción de pagar la tarifa es independiente de cada miembro del grupo, lo mismo que la acción de entrar a ver el espectáculo.

2.2. El diario de donde fue tomada esta foto se inventó una norma según la cual los nombres propios de personas cuando van acompañados de uno o dos de los apellidos van en bastardilla. Esa norma no existe. Interfiere con las normas verdaderas de la bastardilla como son los nombres de las publicaciones y los nombres de las obras de la creación que deben ir en bastardilla. Además nunca observan la norma que manda poner en derecha estos nombres si el texto completo va en bastardilla. No tengo ejemplos, por ahora, pero cuando los tenga los  pondré.

2.3. El autor perdió la oportunidad de usar la palabra «millardo». «4,5 millardos». Algún día será.


3. Cerca de.

3. La locución preposicional que significa ‘junto a’ es «cerca de», no «cerca a».


4. Faltó el verbo «ser» en infinitivo.

4. Faltó el verbo «ser» en infinitivo en la frase: «… que no tienen que ser los más potentes».


5.1. Escritura de los numerales ordinales.
5.2. Uso de la bastardilla en nombres de publicaciones.

5.1. Al escribir la palabra «primero» mediante símbolo, se debe hacer como en todos los ordinales: la cifra, luego el punto y, por último, el cerito en superíndice: «1.° de junio».

5.2. El nombre de una publicación debe ir en bastardilla: The Astrophysical Journal. De esto hablé en la foto 2.: Que el diario se puso a inventar norma de bastardilla y descuidó una norma que está en la Ortografía 2010 § 4.2.4.8.1.5., pág. 490.


6.1 Nombre propio con minúscula.
6.2 Porqé y Por qué.

6. Este párrafo está entre comillas. Muchos tienen el concepto de que lo que esté entre comillas no debe ser corregido. Un par de toquecitos que eviten errores, es una ayuda al dueño el entrecomillado.

6.1. El nombre de la galaxia en la que está Nuestro Sol y sus planetas es Galaxia de la Vía Láctea, que se abrevia en Vía Láctea como se llama desde la antigüedad o en Galaxia, por antonomasia. Es decir, la palabra «Galaxia» cuando se refiere a nuestra galaxia va con mayúscula.

6.2. Si observamos el guion que hay después de la sílaba «por» nos damos cuenta de que en el escrito venía pegada de la sílaba «qué», «porqué», lo cual es un error. Debe ser: «por qué».


7.1. Corrección de estilo.
7.2. Abuso del vocablo «cero».
7.3. Repetición de la preposición «por».
7.4. Ídem 2.2.

7. Las tres primeras observaciones de esta foto, corresponden a mejoras de estilo en mi parecer no son precisamente errores los que se critican.

7.1. «… si tiene planetas y, en caso de tenerlos, si son habitables».

7.2. Una moda que parece agringada es llamar todo lo nulo «cero». Por ejemplo: «niños de cero a cinco años» en vez de «niños menores de cinco años». En la foto: «… el chance no es nulo».

7. Aunque la utilización de la preposición «por» para determinar el tiempo de estudio de la estrella mencionada es correcta, la repetición de la misma preposición en otro uso hace cacofónica la oración, el primero puede cambiarse por la preposición «durante»: «… ha sido estudiada durante muchos años por Michael Endl…».

7.4 Los nombres propios no deben ir en bastardilla como ya lo dije en el numeral 2.2.


8. Símbolos y letras.

8. En las frases en las que se presenta la oportunidad de escribir con letras o con símbolos, se debe usar una sola característica: o todos símbolos o todos letras, Así: una de las dos expresiones «15 %» o «quince por ciento».


9. Preposición errada.

9. La locución adverbial cuyo significado es ‘de forma completa’ es «en profundidad», no «a profundidad».


10. Concordancia y preposición errada.

10. Fueron muchos los cuerpos que surgieron de la nube, este es uno de ellos: «Si bien sólo es uno de los cuerpos que surgieron de la nube…».

Envigado 14-05-16

domingo, 9 de marzo de 2014

La cátedra de don Abel 1. Plural de apellidos

¿Por qué el blog Los Gavirias de Sopetrán usa los apellidos en plural si todo el mundo los usa en singular aunque sean varios?
Gabriel Escobar Gaviria
Uno de los Gavirias de Sopetrán

Esta pregunta nos surge ahora que estamos tratando las familias de Sopetrán, historia en la que tenemos que hablar de los apellidos.

Veamos unos documentos importantes:

Gramática de la Lengua Castellana compuesta
por la Real Academia Española. MDCCLXXI.
1. Estos cinco rengloncitos es todo lo que nos dice la Real Academia en su primera Gramática oficial respecto al plural de los nombres propios:

«No, pero sí».

No se hace académicamente, pero familiarmente se hace.

Evidentemente hay una contradicción pues se aprueba lo prohibido. Y más cuando el «familiarmente» se puede aplicar a cualquier familia del mundo hispano. Y es de mera lógica que si aquí hay un Pedro y allí hay otro, son dos los Pedros existentes. No se ve razón morfológica alguna para que la ese no sea agregada. Además de eso, habla de los nombres de pila, pero nada dice de los apellidos. 

Algo de esta teoría volverá a aparecer.

2. En 1847 aparece la Gramática de Andrés Bello (venezolano) que al respecto trae los siguientes apartados en los que pongo en negrilla lo relacionado con los apellidos:

«111. 3.ª Los acabados en consonante añaden esabad, abades; útil, útiles; holgazán, holgazanes; flor, flores; mártir, mártires; raíz, raíces. El plural fraques de frac no es una excepción, porque en todas las inflexiones se atiende, por regla general, a los sonidos, no a las letras que los representan, y para conservar el sonido que tiene la c en frac es necesario convertir esta letra en qu. La mutación de z en c es de mera ortografía.

»Las excepciones verdaderas que sufre más frecuentemente la regla tercera, son éstas:

[...]

»114. 3.ª Forman el plural como el singular los en s no agudos, como el martes, los martes; el paréntesis, los paréntesis; regla que siguen también los no agudos en x, como el fénixy los apellidos en z que no llevan acentuada la última vocal, como el señor González, los señores González.

»1154.ª Los apellidos extranjeros que conservan su forma nativa, no varían en el plural: los Canning, los Washington; a menos que su terminación sea de las familiares al castellano, y que los pronunciemos como si fueran palabras castellanas: los Racines, los Newtónes.

[...]

»Hay ciertos nombres compuestos en que la formación del plural está sujeta a reglas especiales

[...]

»119. 2.ª Los compuestos de dos nombres en singular, que no han padecido alteración, y de los cuales el uno es sustantivo y el otro un adjetivo o sustantivo adjetivado que modifica al primero, forman su plural con los plurales de ambos simples, como casaquinta, casasquintas; ricohombre, ricoshombres; pero padrenuestro hace padrenuestros; vanagloria, vanaglorias; barbacana, barbacanas; montepío, montepíosExceptúanse asimismo de esta regla los apellidos de familia, como los Montenegros, los Villarreales».

Analicemos estos cuatro parágrafos de la gramática de don Andrés de Jesús María y José Bello López.

El § 111 es la tercera de tres reglas establecidas para la formación de los plurales de los sustantivos según de su terminación. De esta regla tercera y de las dos anteriores que no copio para no alargar este documento no se exceptúan los apellidos ni se da una regla aparte para ellos. Si tenemos en cuenta que don Andrés Bello escribió su Gramática para los hispanoamericanos, podemos deducir que el español americano no contemplaba la norma de que los apellidos no tuvieran plural, las anotaciones siguientes nos darán la razón de lo que acabo de decir

El signo § significa «parágrafo» o «párrafo» y se consigue en el teclado presionando la tecla «alt» mientras n se teclean las teclas de 21, teniendo en cuenta que la señalización de «bloq num» esté encendida. Si son dos significan «parágrafos» o «párrafos».

El § 114 nos muestra la tercera excepción a la formación del plural en aquellas palabras no agudas terminadas en ese y añade que los apellidos que terminan en zeta y no son palabras agudas participan de esta anomalía. Por primera vez nos dice don Andrés que los apellidos tienen plural: sin necesidad decirlo como una regla, dice que los que terminen en zeta hacen el plural (no dice que no tienen plural) como el singular. Esto da a entender que los demás forman plural según las normas generales de las palabras. El apellido Vargas, por ejemplo, hace el plural como el singular, «los Vargas», siguiendo la norma de las palabras no agudas terminadas en ese.

De igual manera, el § 115 nos dice que  los apellidos extranjeros son invariables en el plural, no que no tienen plural.

Por último, el § 119 que trata el plural de palabras compuestas en las que uno de los componentes es sustantivo y el otro puede ser sustantivo o adjetivo, en los que unas veces se pluralizan ambos componentes y otras sólo el último, dice que en el caso de los apellidos, sólo se pluraliza el último como «los Montenegros» y «los Villanuevas». Esta aclaración no debió ser necesaria por cuanto cuando una palabra como Montenegro se usa como apellido deja de ser una palabra compuesta porque pierde todo su significado. Mi apellido Escobar en el Diccionario es un verbo y un sustantivo, pero cuando sigue después de mi nombre de pila deja de tener esos significados para convertirse en mi apellido.

He observado que las palabras compuestas que estamos tratando aquí pluralizan ambos componentes si la nueva palabra conserva los significados de los componentes, en caso contrarios solo leva plural al final. «casaquinta», por ejemplo, es una casa y es una quinta (revisar en el Diccionario), su plural es «casasquintas»; pero «padrenuestro» no es nuestro padre sino una oración, su plural es «padrenuestros». Por eso yo aseguro que el plural de «carrobomba» es «carrosbombas» aunque vaya en contra de la mayoría de periodistas.

La Gramatica de Andrés Bello tuvo tres aportes póstumos importantes: dos de don José Rufino Cuervo Urisarri (1844-1911), filólogo, humanista y erudito bogotano, una en 1874 y otra en 1881, y otra de Niceto Alcalá-Zamora y Torres (1877-1949), primer presidente de la Segunda República Española (1931-1933), en 1945. Ninguno de estos dos autores (uno americano y otro español) se ocuparon de los plurales de los apellidos, lo que da a entender que en ese aspecto ya no había objeción al respecto en España o que por la corta estadía en Argentina del presidente destituido y exiliado habría asimilado como normal ese uso en América

Me inclino a pensar que fue la primera causa por lo que vamos a ver en seguida:


La Gramática de don Andrés Bello con las Notas de don Rufino y las observaciones del presidente Niceto fueron editadas en 1945 por Editorial Sopena Argentina en bajo la dirección y derechos de a autor por las observaciones reservados a don Niceto. Fue texto en nuestra patria de la materia de español que debía darse en el último año de bachillerato, donde ya no se estudiaban nociones elementales graduales como eran las de G. M. Bruño. Yo tuve que cursar esa materia en 1964 y el libro de donde estoy tomando estas notas es el de entonces. Desconozco las razones por las que el texto no era el de la Real Acdemia (edición de 1931) e igualmente desconozco esa edición (puede que algún día la encuentre).


3. En la década del 70 la Real Academia Española determina que su Gramática (1931) está obsoleta y decide cambiarla. La Comisión de Gramática de la Institución da a la luz en 1973 su Esbozo de una nueva gramática de la lengua española. Ese esbozo resultó tan bueno que, aunque advierte a manera de prólogo y en caracteres resaltados, que carece de toda validez informativa, fue prácticamente la Gramática oficial hasta la aparición de la Gramática 2009, una sola edición con reimpresiones cada uno o dos años.


Y hasta se vendió en edición de lujo.




Estas tres fotografías de las páginas 188 y 189 del Esbozo me dan pie para lo que mencioné antes de que los españoles habían entrado por el camino de Bello de que los plurales de los apellidos fueran una cosa normal y necesaria. Como ven en el Esbozo (hecho en España por españoles) apenas si se menciona la singularidad de los  apellidos dejando como norma la pluralidad con las excepciones ya anotadas. Observemos que en la segunda fotografía a partir del segundo renglón dice que a los artistas del siglo XIX y a los del XX se les nombraba en singular (morfema cero) cuando se trataba de plural, y más adelante llama «impropiedad» a esa costumbre (me mantengo de acuerdo en que se trata de una impropiedad).

4. Fue a finales de la última década del siglo pasado cuando la Asociación de Academias de la Lengua Española, con sede en Madrid se pellizco y dándose cuenta de que se habían quedado durante dos décadas y media en un esbozo que carecía de validez, pero que fungía como documento oficial y se pusieron a trabajar en una Gramática panhispánica aprobada en Medellín en 2007, (por lo cual lleva el nombre de Gramática de Medellín), pero la terminaron y la sacaron al comercio en diciembre de 2009.

Fueron casi cuatro décadas desde que el Esbozo calificó como «impropiedad» el uso del singular como plural por lo que la impropiedad fue avanzando hasta que reblandeció los cerebros de los estudiosos que al redactar la Gramática de Medellín le volvieron a dar vía libre a la impropiedad con conceptos como estos:


Los nombres propios no significan nada: rosa es una flor, pero doña Rosa no tiene significado, §§ 3.6a y 12.7a. ¿Cómo que no? Doña rosa la que hace las empanadas es diferente de doña Rosa la que trae el periódico son dos Rosas distintas de la misma forma que una rosa blanca y una rosa roja son dos rosas distintas. Sin embargo reconoce que el uso se ha dado el lujo de imponer tales plurales. Es decir, volvimos al «no, pero sí» de la primera gramática, incluso el §3.6b normatiza para los nombres compuestos.

Los §§ entre el 3.6g y el 3.6l repiten lo que ya dijimos de la gramática de Andres Bello y del Esbozo, lo cual me da ánimo académico para seguir luchando en contra de lo que el esbozo llama «impropiedad» y en la Gramática de Medellín se llama «alternancia».

Envigado 9 de marzo de 2014

lunes, 3 de marzo de 2014

Vista de lince 172

Antioquia, la más educada

En uno de los últimos días del mes pasado llegué a hacer una visita al palacio de Antioquia, la más educada, y tengo cosas buenas y cosas malucas para contar. Veamos:



 Cuánto he luchado, desde cuando éramos Medellín, la más educada, por hacerme oír de alguien que le ponga la coma explicativa al lema. Nada se ha logrado, aunque sigan diciendo que es la más educada.

Pero no entré a la Gober a criticar, sino a ver cosas bonitas como este hermosísimo mapa de aproximados 2,20 metros de alto por 1,5 de ancho. En él están señalados los 125 municipios de Antioquia, la más educada, mediante un bombillito blanco (Turbo y Necoclí estaban apagados durante mi visita, pero no sé si los 123 restantes estaban todos encendidos). Se mostraban también los corregimientos y algunas veredas, unos y otras sin bombillito. Además, las vías principales y algunas de penetración, toda una belleza artística (cliquéelo para que lo vea más grande). Pero... 

... cuando miré mi pueblo Sopetrán me di cuenta de que le faltaba algo, pero le faltaba lo mismo a Córdoba, a San Nicolás y a San jerónimo, dos de los corregimientos de mi pueblo y nuestro hermano gemelo San Jerónimo (nacimos el mismo día, 22 de febrero de 1616, ojo con las cuatrocientas velitas).

Inmediatamente dirigí la mirada hacia Apartadó y también le faltaba el mismo detalle y con él a Chigorodó, a Churidó a Río Grande y a San José de Apartadó, corregimiento al que le faltaba el detalle por partida doble. Como hasta ahora he mencionado corregimientos y Municipios que estaban escritos en mayúscula sostenida, pensé que el error se trataba de que el que marcó los nombres tenía la vieja maña de no tildar mayúsculas. Como ya revelé el detalle faltante que observé en esos nombres resulta que el corregimiento Riogrande no se tilda en el primer componente porque las palabras compuestas se acentúan en el último componente y «grande» es palabra grave terminada en vocal y no se tilda. Observé entonces que los nombres las veredas estaban escritos en minúsculas con mayúscula inicial e...

... inmediatamente dirigí la mirada al municipio de San Luis que tiene una vereda que se llama Sopetrán como mi pueblo, pero tampoco le encontré tilde.

Cristóbal tampoco mereció la tilde.

Ni a esta serranía la llevaron.

Cañasgordas quedó como un cañauzal del maestro Botero (no me la vayan a hacer cambiar por «cañaduzal», pues desde los cuatro años digo ☺«cañauzal» cuando me iba a conversar con Fermín, quien siempre me partía una caña para chupar, en el cuido de mis tías abuelas las Gavirias de Sopetrán).  Morrogacho quedó con nombre y apellido y ya para qué mencionamos más tildes si no hay ninguna.


Acercándome a Charcón (Liberia) encontré una Providencia con be de burro.

Estas cosas me hacen pensar que Antioquia, la más educada, no es tan educada que digamos. Veo llegar la disculpa de que el programa de computador que desarrolló esa belleza de mapa no tenía tildes. Pues entonces debieron contratar con uno que sí las tuviera porque un mapa de esos no se lo cambian a uno por tapas de gaseosa ni por cuponeras y no hubo interventor que se parara en las de atrás y dijera que el español del mapa debía ser reflejo de Antioquia, la más educada.